PATATAS REVOLCONAS

Las patatas revolconas (o patatas revueltas, machacadas, removidas, o meneás) se trata de un plato de puré de patatas típico de las provincias de Ávila y Salamanca así como también de Extremadura.

Se trata de un plato elaborado con patatas y pimentón, al que se añaden productos cárnicos de la matanza. Se caracteriza por el color rojo y es un plato que se sirve caliente.

Tradicionalmente era comida humilde de campesinos castellanos, que ha evolucionado sirviéndose en la actualidad en pequeñas raciones como tapas.

Lo ideal y lo más típico es acompañar las patatas revolconas con un rico torrezno sin gluten, nosotros en esta ocasión no teníamos, así que le hemos puesto huevo frito con puntillita por encima y a mojar pan 😉

INGREDIENTES:

– 1 kilo de patatas

– agua

– sal

– 2 hojas de laurel

– 1 guindilla cayena

– 7 dientes de ajo

– pimentón dulce sin gluten (Hacendado)

– aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN:

Pelamos y partimos en trozos similares las patatas y las ponemos a  cocer en una olla grande con abundante agua salada, las hojas de laurel, dos dientes de ajo pelados y machacados y un chorrito de aceite de oliva.

Las dejamos cocer durante unos 30-40 minutos. Una vez se hayan cocido las patatas, las depositaremos escurridas en un bol y reservamos a la espera de ser machacadas y revolcadas en el pimentón. No tiraremos el agua de cocción, sí el laurel y los ajos.

Freímos el resto de los ajos laminados y la guindilla en un poco de aceite de oliva, retiramos la guindilla y una vez doraditos los ajos, añadiremos una cucharada sopera de pimentón y lo removeremos bien rápido fuera del fuego con cuidado de que no se queme, le añadiremos en seguida algo de agua de la cocción de las patatas hasta refrescar.

Una vez removido bien todo en la sartén, echamos este aceite por encima del bol de las patatas y vamos machacando con un tenedor grande. Removemos muy bien.

Si las patatas quedaran secas, podemos echar un poco más de caldo o aceite de oliva virgen extra. La textura debe quedar como la de un puré de patatas de guarnición. Rectificamos de sal.

Emplatamos en cazuelas de barro individuales y como dije al inicio esta vez las hemos acompañado de huevo frito, pero podéis hacerlo con lo que más os apetezca y tengáis a mano: torreznos fritos, taquitos de jamón, chorizo frito, chistorra…

¿Qué os parece?, ¿no os resulta delicioso? 😉

celíacaporsorpresa

Sonriendo y mirando siempre el lado positivo de la vida. PSICÓLOGA, MAMI y COCINILLAS GLUTENFREE. Lectora y cinéfila. Visitamos RESTAURANTES, hablamos de MARCAS Y PRODUCTOS Y POSTUREAMOS EN EVENTOS ;)

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s