CECINA CON ACEITE

cecina

El pasado mes de Septiembre pasamos un fin de semana en León.

Nos alojamos las dos noches en una casa rural entre León y Astorga, y prácticamente al llegar, el encargado cuando nos estaba llevando a la habitación, lo primero que me recordó es que la cecina es apta para celíacos y que podía comerla sin problemas.

En efecto, ese fin de semana comimos cecina varias veces y también nos trajimos cecina loncheada y envasada al vacío.

Hace poco la abrimos, es una delicia disfrutar de una ración de cecina con aceite de oliva virgen extra para una ocasión especial.

Para los que no lo sepan o  nunca la hayan probado, deciros que la cecina es una chacina de origen español y también popular en Paraguay, similar al jamón pero realizada mediante el curado de carne de vacuno, de equino y menos frecuentemente, de chivo e incluso de conejo, buey o liebre.

Las únicas cecinas que se encuentran recogidas como Indicación Geográfica Protegida, son la de vaca (cecina de León) y la de chivo (cecina de Vegacervera).

También tienen fama la cecina de equino de Villarramiel, en la provincia de Palencia, y la cecina de vacuno de Toro, en la provincia de Zamora.

Si tenéis invitados seguro que no dejan nada en el plato.

INGREDIENTES:

– 250 g de cecina en lonchas finas

– aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN:

Emplatamos la cecina y pincelamos con un buen aceite de oliva virgen extra.

El secreto está en que la cecina esté loncheada muy fina y a temperatura ambiente.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s