RESTAURANTE CASA ESCARTÍN EN CALATAYUD, ZARAGOZA

casa-escartin

“Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores, que es una chica muy guapa y amiga de hacer favores…” y es que Calatayud, ciudad de la provincia de Zaragoza, ubicada a orillas del río Jalón es muy conocida por esta copla, que según me han contado personas naturales de allí, poco tiene de real y mucho de ficción.

A apenas tres kilómetros del casco urbano, siguiendo el curso del río, se hallan las ruinas de Bílbilis, el origen celtibérico de Calatayud y que posteriormente fue la cuna de uno de los poetas más satíricos del Imperio Romano: Marcial. Ya el casco urbano actual se remonta a la dominación musulmana, ya que en Kalat Ayud fundaron un castillo que dominó la ciudad durante siglos. Pero hoy en día sus mayores joyas patrimoniales es el conjunto de sus iglesias, y es que algunas de ellas son verdaderas joyas de los siglos XIV, XV y XVI.

Calatayud se encuentra a poquitos kilómetros del pueblo de mi suegra (en otro post os hablaré de él 😉  ) y por esto para nosotros es de visita obligada en puentes y en verano.

En Calatayud se encuentra CASA ESCARTÍN, restaurante que es un clásico de esta ciudad y que nos gusta mucho. Tiene acuerdo con Aragón Sin Gluten y controlan a la perfección la contaminación cruzada. CASA ESCARTÍN es ideal para los celíacos porque la mayoría de los platos de su carta es apta para nosotros.

puerta-casa-escartin

Como nos explican en su web, CASA ESCARTÍN ofrece cocina tradicional donde los productos de temporada tienen una dedicación especial, básicamente se hace una cocina de temporada casera, por esto tienen en carta ocho guisos caseros, potajes, pasta y verduras.

En otoño CASA ESCARTÍN huele a bosque, a caza, a setas, a hongos, a calçots, a caracoles, sin olvidarnos de sus arroces, con vivero de bogavantes que son una auténtica especialidad. Los mariscos frescos y los pescados son traídos diariamente de Galicia y San Sebastián y las carnes que ofertan también son exquisitas.

De la elaboración de los platos se encarga José Antonio Escartín, propietario y chef, con más de treinta años de profesión y que habiendo pasado por importantes cocinas de panorama nacional, ahora plasma su experiencia en todos sus guisos. De la sala se encarga Marisa Herrero, esposa de Escartín.

Este mes de Agosto fuimos una noche a cenar y, como en cada visita, salimos encantados.

Leer más »