CONSERVAR PEREJIL SIEMPRE FRESCO

TRUCOS Y CONSEJOS DE COCINA

Si el perejil fresco se te estropea a menudo, prueba a guardarlo envuelto en papel de aluminio en el congelador. ¿Cómo? Lávalo muy bien, sécalo con cuidado y haz paquetitos de tamaño similar. De esta forma cuando necesites perejil, bastará con sacarlo del congelador y cortarlo con unas tijeras; así lo tendrás siempre fresco y con el mismo sabor y olor que el primer día.

Eso sí, no te despistes porque después de 6 meses empezará a perder sus propiedades.