RESTAURANTE PEPE VIEIRA EN RAXÓ, PONTEVEDRA. ESTRELLA MICHELIN CON VISTAS

Tenía pendiente hablaros del RESTAURANTE PEPE VIEIRA, local que visitamos para comer uno de los días más lluviosos de nuestras vacaciones el verano pasado en Pontevedra.

El restaurante PEPE VIEIRA se encuentra ubicado en RAXÓ, pueblo en el que estuvimos alojados las 11 noches que allí pasamos, así que por cercanía era casi obligatorio ir a conocerlo.

Reservamos mesa de manera online con poquita antelación y allí fuimos Javi, mi hermano Mario y yo, mientras Claudia y mi madre se quedaron en el apartamento viendo una peli de Disney, muy acurrucadas y calentitas en el sofá. 😉

PEPE VIEIRA cuenta con una Estrella Michelin, así que nuestras expectativas eran bastante altas y nuestra intención fue disfrutar de la velada, dejarnos sorprender, estar abiertos a nuevos sabores y texturas y finalmente reír y disfrutar.

Fuimos en taxi y tras varios minutos subiendo cuestas rodeadas de árboles, llegamos allí, y es que el local se encuentra en lo alto de una colina, así que tiene unas vistas inmejorables de la Ría de Pontevedra.

Una vez dentro, el recibimiento fue magnífico, tras la explicación de los menús y el por qué de todo y su hilo conductor con un vídeo que recibes unas horas antes, finalmente nosotros elegimos probar el menú Romasanta, que era el más largo de todos, compuesto por 3 aperitivos, 3 mariscos, 3 pescados, 3 carnes y 3 postres, también nos animamos con el maridaje de vinos para acompañar el menú. Ya os lo he dicho antes, ¡queríamos disfrutar!

La estancia es muy espaciosa, local moderno, vanguardista, con amplios ventanales, ambiente joven, un pelín canalla y con un hilo musical rockero de gusto exquisito.

Antes de pasar a la mesa, recordé mi condición de celíaca y en un sofá anexo degustamos los dos primeros aperitivos. El tercer aperitivo te invitan a que veas cómo lo preparan en directo al ladito de la mesa; esto fue una sorpresa y nos gustó 😉

Aquí os enseño sólo ALGUNOS de los platos de mi menú degustación, varios de ellos son diferentes a los del menú original, por contener gluten y también por la oferta del mercado, según nos explicaron ellos.

Empanada de xoubas (de maíz). 

Aperitivo de remolacha. 

Aligot de tetilla.

Rocha do Salnés. Camarón cocido en sal de limón.

Tartar de Bogavante.

Péixes de hórreo. Pescaditos salazones, secados y ahumados que lo degustas en la cocina 😉

Mi Merluza.

Médula de vaca. 

Pre-potre. Interpretación de queimada en Limas. 

Montonico. Leche fermentada de cabra, miel y polen.

Neveiras de Fixó. Sopa de fresas.

Salimos muy contentos de la comida, pero no satisfechos al 100%. ¿Por qué? Yo eché de menos calidez, calor en la sala y ciertos detalles que hubieran convertido la experiencia en perfecta de verdad.

¿Y qué detalles, te preguntarás? Que hubieran ofrecido un pan sin gluten casero, no tener que pedir en ciertas ocasiones que nos rellenaran la copa de vino, que el chef hubiera pasado a saludar a todas las mesas y no sólo a algunas de ellas, que se olvidaran de sacar la mano de Romasanta por descuido, que algunas piezas de la vajilla estuvieran algo descascarilladas… cositas que para el comensal, una vez allí y con todos los sentidos puestos en la experiencia, sí son importantes.

Aún esto, la calidad del producto es maravillosa y la visita muy recomendada.

¿Mi plato preferido? Su tartar de bogavante.

RESTAURANTE PEPE VIERA 

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s