CROQUETAS CREMOSAS DE PESCADO SIN GLUTEN

Hoy os enseño esta receta que he incluido en mi segundo libro “Recetas para niños celíacos” porque hablar de niños y no hacer mención a las croquetas me parecía hasta casi delito 😉

Como os cuento en el libro, a Claudia siempre le han encantado las croquetas, de hecho antes de que le diagnosticaran la enfermedad celíaca, desde bien pequeña las ha devorado, le daba igual de lo que fueran, de cocido, de jamón, de bacalao, de paté, de queso… fuera de casa era una opción muy cómoda para ella y en casa las comía caseras que nos preparaba mi suegra y que guardábamos en bolsitas en el congelador.

Cuando llegó el diagnóstico, vino el cambio… y es que para tomar croquetas sin gluten fuera de casa hay que buscar sitios específicos donde las tengan, sean aptas y seguras y ya sabemos cómo se reducen aquí las opciones. Así que para que la niña pudiera seguir disfrutando de ellas, tocaba tener más cantidad en casa y llevarlas en un tapper en caso de comer fuera.

De nuevo mi suegra ha conseguido estas croquetas cremosas de pescado que son las que ahora todos comemos y que a Claudia le apasionan, prácticamente no se nota la diferencia con las glutaneras y quedan tan cremosas que no tengo duda de que a tus pequeños les gustará seguro.

¿A qué esperas para probarlas?

INGREDIENTES:

– 1 cebolleta tierna

– aceite de oliva

– 1 colita de merluza, sin piel ni espinas

– 12 gambas peladas

– leche entera

– 50 de harina sin gluten (Gallo)

– huevo

– pan rallado sin gluten para rebozar (Crunchy Crumbs de Esgir) (SELLO FACE)

– sal

– pimienta negra molida

ELABORACIÓN:

En una sartén ponemos aceite de oliva y sofreímos la cebolleta tierna rayada muy menuda y pequeña a fuego lento. Incorporamos las gambas peladas y cortadas en trocitos muy pequeños y la merluza desmenuzada, salpimentamos al gusto. Dejamos que se cocine todo un poco a fuego lento.

Incorporamos toda nuestra harina sin gluten mezclada en un poco de leche fría y dejamos que se haga. A continuación vamos incorporando más leche poco a poco, sin prisa y sin dejar de remover, en este punto se irá formando nuestra bechamel, la salsa tiene que ir espesando y despegándose con facilidad de las paredes de la sartén, quedando fina, cremosa y sin grumos.

Rectificamos de sal si hiciera falta y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente tapada, para que no forme costra dura en la parte superior. Tras enfriar primero a temperatura ambiente, después podemos meter nuestra masa en la nevera.

Cuando la masa esté fría, daremos forma a las croquetas con ayuda de 2 cucharas o de las manos bien limpias y a continuación las pasaremos primero por huevo batido y después por nuestro pan rallado sin gluten.

El último paso es freír las croquetas en abundante aceite de oliva (cuidado aquí, si el aceite está demasiado caliente es posible que se hagan mucho por fuera y se os doren demasiado) y escurrir sobre papel absorbente antes de emplatar.

* Humedécete las manos con agua si a la hora de formar las croquetas la masa se te queda adherida a las palmas de las manos.

5 comentarios en “CROQUETAS CREMOSAS DE PESCADO SIN GLUTEN

  1. Yo de toda la vida he hecho la bechamel de las croquetas con Maizena porque hacerla con harina normal se me hacía muy engorroso y lento. Salen muy cremosas y ricas.
    Así que cuando a mí nieta le diagnosticaron que era celíaca la forma en que yo hacía las croquetas me supuso un problema menos a la hora de cambiar las harinas normales por las sin gluten. Os animo a prepararlas con Maizena porque además de cremosas, rápidas y ricas también salen más económicas.
    La forma de prepararlas es hacer la bechamel como viene en la caja y añadir el relleno ya preparado a la masa y seguir como el proceso como las normales.
    Espero haber aportado mi granito de arena para que la calidad de vida de las personas celíacas vaya mejorando. Se lo dedico a mí chiquitina Sofía.
    Gracias.

    • Hola Mercedes, muchas gracias por seguirnos, por leernos y por compartir con el resto tu receta de croquetas 😉 ¿Y utilizas también pan rallado sin gluten, o no? Ya me dirás, un abrazo fuerte para tu chiquitina Sofía y otro para ti 😉

      • Gracias por contestar mi comentario y por supuesto que utilizo pan rallado sin gluten ,que preparo yo misma tostando pan de molde sin gluten y después lo pongo en el accesorio picador de mi batidora de brazo y le doy a picar hasta que queda adecuado para rebozar las croquetas.
        Deseo que éstas sugerencias faciliten la labor de todos los que tenemos alguien cercano buscando soluciones sencillas y económicas.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s